Presentación del libro: CURACIÓN POR EL PENSAMIENTO “NOESITERAPIA”
 (Fundamentos biológicos)


“El amor es una energía, capaz de mover a quien la recibe
a conseguir con facilidad aquello que necesita”

“El AMOR es el único remedio
a todos los problemas de nuestra civilización”.

“El hombre es un gran desconocido para el hombre”

Dr. Ángel Escudero Juan


“Curación por el pensamiento” es el cuarto libro del Dr. Ángel Escudero. Se trata de un libro meditado y elaborado durante 22 años, donde nos explica los fundamentos biológicos de la Noesiterapia.

El libro está dividido en tres partes: en la primera, el Dr. Escudero nos habla sobre la gestación de la Noesiterapia, y a su vez nos comenta algunos de los sorprendentes casos en que ha trabajado. Este parte del libro nos señala, con ejemplos, los grandes alcances que puede abarcar la noesiterapia y a su vez nos brinda una luz acerca de cómo cada uno de nosotros podemos beneficiarnos con ella en nuestra cotidianidad.

La segunda parte del libro se enfoca en desarrollar algunos de los conceptos más importante de la Noesiterapia, tales como la Respuesta Biológica Global Armónica, el concepto de Noesis, la importancia del amor en la Respuesta biológica Positiva, la piscoanalgesia volitiva, la psicoanalgesia maternofetal, el poder creador del pensamiento, la profilaxis, así como las características y los mecanismos de la Psicoanalgesia. Ésta, considero, es la parte medular del libro, donde mejor podemos entender “cómo funciona nuestra mente” y cómo podemos utilizarlo para que trabaje a nuestro favor y no en nuestra contra; porque “entender” los mecanismos y “comprender” que esto no sólo es posible sino sencillo y a nuestro alcance, nos abrirá a un mundo de infinitas posibilidades.

La tercera parte del libro se enfoca en la relación Noesiología y maternidad. Esta última parte me parece, desde mi particular punto de vista, la más bella del libro, ya que alcanza una profundidad metafísica, donde podemos palpar la relación directa entre Noesiterapia y vida. Recomendaría en particular los capítulos llamados: “Noesiología ante la vida” y “Cuerpo, alma, energía, pecado, amor”.   

Este libro me ha parecido una gran experiencia profesional y personal que recomiendo ampliamente, ya que posee tres características que hacen para mí que un libro se vuelva indispensable, y estas son: sencillez, claridad y contundencia.

Un libro para mí, debe ser revelador, y “Curación por el pensamiento”, lo es, ya que posee una enrome claridad para desmenuzar acertadamente los tópicos del pensamiento, la mente y la conciencia; pero a su vez lo hace de una forma sencilla, sin complicaciones. Y es también contundente en ciertas sentencias como en una de mis favoritas, cito: “el hombre es un gran desconocido para el hombre”.
Ahora bien para ir adentrándome en el contenido del libro me gustaría comentar el concepto de Noesiterapia que maneja el Dr. Escudero. Cito la definición que aparece en el glosario del libro: Noesiterapia: Curación por el pensamiento. Del griego NOESIS: Acción de pensar y TERAPIA: curación. Pero ¿y esto para qué nos sirve? Yo me atrevería a decir, como individuo y profesional, que para aprender a vivir. La felicidad es algo que el ser humano busca incansablemente, pero como lo comenta nuestra autor: el hombre va justo en dirección contraria. 
El Dr. Escudero lleva más de 30 años realizando cirugías utilizando solamente anestesia psicológica, no utiliza químicos. Creo que éste hombre ha encontrado en su camino una clave básica en la medicina: utilizar el amor. ¿No será que a estos tiempos hemos relegado al amor a las relaciones de pareja, a las novelas y canciones solamente? En una sociedad cada vez más competitiva el amor está a la baja. Se cree que el amor puede llevarte a la derrota. Se dice: piensa con la cabeza, no con el corazón. Ciertos condicionamientos sociales nos han orillado a perseguir la felicidad en dirección contraria.

El amor es una energía, como el pensamiento, pero ¿de dónde surgen? Nada proviene de la nada, eso es una realidad, así que ¿de dónde surgen estas poderosas energías con las que contamos los seres humanos como herramientas para nuestro bienestar? El Dr. Escudero es claro, sencillo y contundente: del alma humana.

Es difícil encontrar a un médico, es decir, a un científico, hablando de algo tan intangible, tan poco medible, y cuantificable como lo es el alma humana. Escudero llega a la fuente misma de la vida: la divinidad, la conciencia, o bien, Dios, es lo mismo, cambia el nombre según el sistema de creencias, pero la energía y el poder son lo mismo.
Escudero, ha descubierto, revelado y demostrado una enorme verdad: “para sanar lo primero y más importante es desearlo”.  Las ganas de vivir son lo que realmente nos sana y nos previene de cualquier enfermedad. “La enfermedad,  -cito al Dr. Escudero-,  suele ser un vacío de amor en la vida de las personas, que se traduce en disarmonía psicosomática. Psicológica y físicamente LA ENFERMEDAD ES UNA DEMANDA DE AMOR”.
A través de las páginas de este libro el Dr. Escudero nos enseña a desear la salud, a pensar en el bien que se necesita, en lugar de enfocarse en el mal que lo aqueja.
Y aquí ya directamente entramos en la noesis, “la acción de pensar”. Debemos de comenzar a hacer una serie de ajustes en nuestra forma de vivir. El Dr. Escudero nos dice que el cerebro es como el volante de un automóvil, está ahí para esperar tus órdenes y las cumple tal cual sin importar que la orden sea un disparate. Si comprendemos esto más allá del frío razonamiento intelectual, habremos dado un salto cuántico en nuestra búsqueda de la felicidad. Todos debemos de analizar lo siguiente: “nuestro presente no es más que la suma de nuestras decisiones pasadas”, no podemos seguir culpando a “los demás” de nuestra vida. Tienes la vida que vas ordenando día a día. Minuto a minuto, segundo a segundo. ¿No lo crees? Yo te invito a que voltees hacia tu cabeza, que dirijas tu atención hacia el insoportable tráfico de tus pensamientos, y quiero que me digas los porcentajes de pensamientos positivos y negativos que generas; quiero que observes y te des cuenta tú mismo de cuántas veces empleas las palabras: felicidad, belleza, salud, energía, risa, confianza, amor, dulzura, fortaleza, en sus respectivos contextos positivos; y luego quiero que observes en qué porcentaje tu cabeza está maldiciendo y dice: me siento mal, estoy cansado, ya estoy viejo, estoy muy gordo, soy pobre, la gente es mala, el mundo es malo, la crisis, la enfermedad, la muerte, la inseguridad, la violencia, etc. Date cuenta tú mismo de tus propios pensamientos. Y ahora pregúntate por qué no te va tan bien como quisieras.

    Nuestro cerebro es como el disco duro de una computadora, es una máquina, pero nuestros pensamientos son el software, son los programas que hacen que la máquina funcione, para nuestro bien o para nuestro mal. Esto es lógica, esto es ciencia, es física. Claro, toda máquina necesita energía, una computadora desconectada no funciona, y ¿cuál es la energía? Nuestra alma, lo divino en nosotros.

    El Dr Escudero nos revela en las páginas de su libro cómo es que funciona este mecanismo, nos lleva de la mano para que nosotros mismos vayamos comprendiendo la disfunción de nuestras propias mentes. Una vez que uno detecta la disfunción resulta más fácil corregirla.

El Dr. Escudero opera sin utilizar anestesia química, y tú puedes preguntarte en este momento, ¿y para qué? si existe pues hay que usarla, ¿para qué arriesgarse? Pero es que las ventajas de la Noesiterapia van más allá del simple alivio del dolor. Por ejemplo, te sometes a una cirugía, te anestesian químicamente, todo sale bien, y debes estar en reposo un tiempo, esperar a que te repongas, a que hayan desparecido los efectos de la anestesia, se te tienen que recetar ciertas medicinas para evitar infecciones y lo peor del asunto es que el dolor y la incertidumbe quedan ahí después de la operación. Pero en cambio con la psicoanestesia sucede algo distinto, tú mismo produces tu anestesia, al estar siendo operado eres completamente conciente de lo que está pasando, y al terminar simplemente te levantas, te vistes y te vas, a trabajar, a  tu casa, o a donde gustes; no tienes efectos sedantes postoperatorios, no quedan residuos de dolor,  - ya que no hubo de hecho dolor en ningún momento-, no hay riesgos de que aparezcan infecciones y queda una sensación de seguridad y confianza inigualable, producto de que ahora sabes que eres capaz de cualquier cosa sabiendo utilizar el poder creador de tu pensamiento.
En la maternidad existen otras ventajas, el bebé nace sin el choque traumático del nacimiento. Ese primer encuentro con este mundo es la semilla del miedo que a lo largo de nuestras vidas se va desarrollando. Así que un bebé que nace en estas condiciones crece y se desarrolla en condiciones diferentes. Está comprobado que estos bebé poseen mejor coordinación motriz y niveles de aprendizaje elevados, además de que ganan mucho en confianza, y seguridad. Aunque en mi particular punto de vista, no ganan nada, más bien, no la pierden.

El hombre vive condicionado por el miedo, y no usa el caudal de energía que en sí encierra. Con sus temores y egoísmos atrae nuevos males a su vida, y mejor dicho, “no los atrae, los genera”. La idea de atracción es propia del pensamiento infantil y mágico, pero no se pueden atraer, ya que antes no estaban ahí y uno los atrae como un imán; en todo caso uno los crea.

Así que por un lado tenemos el miedo y por el otro al amor. Y aun más, yo puedo asegurar que no tenemos dos, sino sólo uno: el amor, porque en todo caso el temor es la ausencia del amor, una señal, una alarma; es como la oscuridad, no existe como tal, sólo existe la luz, la oscuridad es sólo ausencia de luz. Y comento esto porque precisamente ahí es donde nos equivocamos los seres humanos en nuestros condicionamientos: siempre tratamos de luchar contra lo que NO EXISTE. Peleamos contra la tristeza, luchamos contra la enfermedad, contra el miedo, o contra la oscuridad, vamos queriendo deshacernos de esto cuando en realidad lo único que debemos hacer es generar el opuesto que es el amor.

Aquí es donde me gustaría citar textualmente al Dr. Escudero:

“El hombre tiene que aprender a pensar positivamente, tiene que aprender a respetar el poder creador de su pensamiento, tiene que aprender a hablar con un lenguaje más positivo y adecuado a sus necesidades, si es que quiere vivir como le corresponde. Si el hombre quiere poner remedio a los males que le afligen debe usar inteligentemente su pensamiento. Es necesario describir el mal como el bien opuesto que necesitamos”

 Por lo general no vemos lo que tenemos sino lo que nos falta, así estamos condicionados, pero la ventaja de ser seres humanos es que poseemos un maravilloso sistema nervioso que nos permite, a diferencia del resto de los animales, darnos cuanta de nosotros mismos. Nuestro cerebro y mente son una sofisticada máquina y software que le permite autoregularse. Y este el un enorme hallazgo que los místicos han descubierto desde hace muchísimo tiempo. El Dr. Escudero ha llegado ahí también por su propio camino. Y es que no importa por dónde llegues, no importa el camino que hayas tomado, el punto es que se ha llegado a donde mismo.

 En este libro se comenta el caso de un periodista, paciente de Ángel Escudero que le dice: “Ángel, he descubierto tu secreto, y es que tú has logrado que yo sea tu amigo, que yo confíe en ti, porque tú podrás considerarte mi amigo pero hasta que yo no confíe en ti no podría considerarte mi amigo”. Esto me parece a mí revelador e importante de comentar ya que tiene qué ver con la base de la noesiterapia: “no existe dolor debido a que se  acepta progresivamente lo que sucederá”

El dolor es una programación mental; sin sistema nervioso no puede existir el dolor, por eso seres unicelulares, como las amebas, no experimentan dolor. Pero entonces ¿para qué nos sirve el dolor? Se supone que el dolor está ahí para saber e identificar que es bueno o malo para nosotros, pero tomemos como ejemplo la ameba, no experimenta dolor, no posee un sistema nervioso, no piensa, pero aun así sabe identificar lo que le conviene y lo que no. Entonces ¿cómo es posible que el ser humano siendo poseedor de un sofisticado y maravilloso sistema nervioso no pueda prescindir del dolor para saber lo que es bueno y lo que no?
Por supuesto que puede, pero “no sabe que puede”, o lo considera imposible, muy difícil, o simplemente no cree, y esta negación es producto de miles de años de negatividad que viene acarreando el ser humano.  Pero existe la posibilidad de erradicar el “dolor innecesario”, porque el dolor puede ser una realidad, un hecho, pero no quiere decir que no sea irreversible, y que sea indispensable.
 
Esta es tu vida, sólo tienes una, es tu cuerpo, es tu cerebro, son tus pensamientos, es tu sistema nervioso, es tu camino, es tu aventura, y tú, -no digo que puedes-, tú decides a cada momento si quieres que sea oscura o luminosa. Si tú mismo te niegas la posibilidad de aprender a ser feliz, adelante, es tu vida lo repito, pero sólo toma en cuenta que existen posibilidades y están al alcance la mano, porque todo lo que necesitas para estar sano, para ser feliz y exitoso ya está en ti, sólo tienes que ir adentro y identificarlo, tomarlo y usarlo, y recuerda: si de verdad quieres ser feliz debes estar dispuesto a cambiar.



Muchísimas Gracias

CARLOS REYES ÁVILA
Museo Regional de La Laguna
31 de enero de 2009


CARLOS REYES ÁVILA. Torreón, Coahuila. Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Coahuila. Realizó la Maestría en Filosofía en la Universidad Veracruzana. Entre sus oficios están el de poeta, novelista, conferencista, terapeuta e instructor de meditación. Hasta la fecha ha  publicado 9 libros de poesía y una novela. Colabora en periódicos y revistas de difusión nacional como La Jornada, Milenio, El Financiero, Tierra Adentro, Alforja, Diario de Xalapa, entre otras. En el año 2000 recibió el Premio de Poesía María del Refugio Prats de Herrera, y en el 2003 el Premio Nacional de Poesía Tijuana. El año pasado creó el Centro de Estudios Transpersonales enfocado en el Desarrollo Humano. Actualmente trabaja ofreciendo terapias, dictando conferencias, e impartiendo cursos sobre espiritualidad y desarrollo humano. Dirige y escribe la revista virtual: EL CIELO EN EL TREBOL. (www.elcieloeneltrebol.blogspot.com)